Ginoreflexiones V: Myanmar

Home / Paises / Myanmar / Ginoreflexiones V: Myanmar

Myanmar, es un país de gente amable y costumbres surrealistas que empieza a abrirse al turismo a pasos agigantados. Como Marian ya os ha contado todas las cosas que hicimos allí, en mi ginoreflexión os cuento el surrealismo de la antigua colonia británica en los festivales, comida, cultura, transporte y política:

FESTIVALES

En el Water Festival todo el país se paraliza: Y cuando digo todo quiere decir todos y cada unas de los habitantes de Myanmar, y cuando digo se paraliza, me refiero a que nadie trabaja; ni restaurantes, agencias de viajes, transportes….

El Festival del Agua se celebra en abril, justo al final de la temporada seca y cuando se aproximan las lluvias monzónicas. Sabiendo de la llegada de éstas, deciden utilizar sus últimas reservas de agua para volverse locos y tirárselas los unos a los otros con la excusa, eso sí, de que sirve para purificar el alma. Utilizan mangueras, cubos, ollas, pistolas, vasos y cualquier recipiente para mojarse y, por desgracia, el agua que utilizan no siempre es la más limpia. Si estás en algún sitio sin muchos turistas, eres blanca como la leche y mujer (descripción que encaja con Marian), tendrás a la mitad de la población local intentando empaparte.

Sí, la persona que hace un gesto de seguridad para ir hacia la muchedumbre y la que recibe el primer cubazo de agua poco transparente es la misma; Marian

COMIDA

Todas las comidas tienen arroz, de hecho cuando preguntan en birmano si quieres comer, la traducción literal es si quieres arroz.
  • El birmano organiza su vida social entorno a las llamadas Casas de té. Son como las dabas indias donde dan té gratis y pagas por el resto, consistiendo su mobiliario en mini sillas y mini mesas de plástico (antes eran de madera). Hubo una iniciativa del gobierno para poner sillas de un tamaño razonable y casi estalla la revolución: A los birmanos les gusta las sillas pequeñas.
  • Los birmanos cuando quieren llamar a un camarero hacen un sonido similar al del beso.
En una casa de té

CULTURA

Cruce de culturas: Hasta el momento es el único país del que nos ha llegado reminiscencias de India (con todo lo bueno y lo malo)…

Myanmar es un país que comparte frontera con Bangladesh, India, China, Tailandia y Laos. Por ello no es de extrañar que al pasear por las calles de Yangon, la ciudad más poblada de Myanmar, cada barrio sea un reflejo de un país vecino, con sus virtudes y sus defectos.

Deporte con vacas

TRANSPORTE

Durante nuestra visita en Myanmar, nos movimos en casi todos los medios de transporte existentes: avión, tren, barco, coche, moto, bici… pero sobretodo hicimos kilómetros en autobús:

  • Las carreteras de este país son un auténtico infierno y los birmanos son sensibles a las curvas y baches. Esto quiere decir que los vómitos están asegurados y al ser contagiosos, tienes literalmente a todo el autobús vomitando hasta no tener nada en el estómago.
    No pasa nada, parada de 15 minutos, se zampan 3 kilos de arroz y listos para vomitar otra vez.
  • El calor y la humedad en el exterior suele ser tan insoportable que la solución más razonables es poner el aire acondicionado tan alto que te tienen que dar mantas de lana para que te abrigues en el autobús.
  • Todos los buses tiene pantalla de televisión y los altavoces más potentes del mercado. Así la programación de un viaje de 8 horas de autobús nocturno consta de:
    • 2 horas de imágenes de templos y rezos budistas (a un volumen infernal)
    • 2 horas de series cómicas cutres y surrealistas birmanas (a un volumen aun mayor)
    • 2 horas película de terror (gritos y sustos a las 2 am con toda la potencia de altavoces)
    • 2 horas de vómitos (aunque suelen ir conjuntamente con las anteriores).

No hay motos en Yangon, la ciudad más poblada del país: Al parecer hace ya unos años, una de las muchas moto de la antigua capital golpeó fortuitamente un coche oficial de un alto mando militar, que al parecer le tenía mucho cariño al vehículo. Tal fue su cabreo que decidió prohibir la circulación de vehículos de 2 ruedas motorizados en toda la ciudad.

En Myanmar, a pesar de ser antigua colonia británica, la junta militar decidió de repente que iban a conducir por la derecha, eso sí, el volante se mantiene como en Reino Unido, en la derecha. Para meter un poco más de caos circulatorio, hay una prohibición de importación de vehículos con el volante en la derecha, con lo que el resultado final es gente conduciendo por la derecha, con coches con el volante en cualquiera de los dos lados. Ellos parecen tenerlo tan claro que generalmente ni siquiera conducen por el carril derecho…

Menos el globo…

POLÍTICA

En las elecciones “libres” de noviembre de 2015 gano el partido de la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi

El entrecomillado en libres viene porque la junta militar dejó atado algunos cabos constitucionales para seguir presente en la vida de los birmanos:

  • Además de presentarse como partido, la junta militar tiene un 25% de los asientos parlamentarios por defecto. También porque sí, controlará el Consejo de Seguridad Nacional y tres ministerios clave: Defensa, Interior y Fronteras.
  • Para cambiar la constitución se necesita más del 75% del apoyo del parlamento.
  • Si tienes hijos con un extranjero (Suu Kyi los tiene) no puedes optar a presidir el país.
  • Une los 3 puntos anteriores y puedes hacerte una idea de por qué Suu Kyi no gobernará el país, al menos oficialmente, porque como ella dijo: “Estaré por encima del presidente” y “Bueno, voy a tomar todas las decisiones, tan simple como eso”.
Como buen monje, contemplando

MÁS SURREALISMO:

  • La capital del país es Nyapidaw, no Rangún como uno podría pensar. Fue trasladada en el 2006 desde esta última por decisión de la junta militar y al parecer nadie sabe con certeza cuanta gente vive allí… El traslado de la capital se realizó el 11 del 11 con 1100 camiones, trasladando a 11 batallones y 11 ministerios. Todo porque el astrólogo personal de Than Shwe (antiguo presidente de la junta militar) vio algo molón sobre el número 11 en las cartas.
  • Myanmar es el tercer país, junto con EEUU y Liberia que no ha adoptado el sistema métrico internacional: La unidad de peso de Myanmar es el Peiktha.
  • Tanto hombres como mujeres visten con la falda tradicional, que según Marian estilizaba el culito a los locales. También se echan el thanakha, una crema que deja la cara amarillo pálido y protege de los malos espíritus y el sol, blanquea la cara, evita la aparición de grasa facial y además es sexy para el birmano.
  • Hace unos años, con la apertura al turismo, los birmanos decidieron fijar el valor de la noche de hotel en el país. Al no tener precio de referencia, decidieron poner el mismo precio, por ejemplo, que en Paris, fijando así la noche en unos 50€. Obviamente los estándares de calidad, limpieza y servicio no fueron los mismos que la capital francesa. Por suerte para el turista tanto el coste como la calidad poco a poco va mejorando.
  • Ah! y lo más importante, no te puedes cortar el pelo el lunes, viernes o en tu cumpleaños
Desfile de monjas
Como siempre, Marian os ha contado, si no lo habéis visto ya, lo realmente interesante; el viaje por Myanmar:

O si se os pasó leer otras Ginoreflexiones:

Related Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment