Trekking Annapurna: Ghorepani Poon Hill

Home / Paises / Nepal / Trekking Annapurna: Ghorepani Poon Hill

Durante nuestra visita a Nepal hicimos una parada en Pokhara, donde pudimos hacer un trekking rápido y facilito. Es el llamado Trekking de “Ghorepani – Poon Hill” o conocido también como el trekking de las casas de té, que hace referencia a que cada pocos kilómetros tienes un hostal donde poder tomarte un té… con lo que os podéis hacer una idea de la dificultad del mismo.

Día 0

  • Permisos: Hay que sacarse dos permisos para entrar en el Annapurna Conservation Area. El primero se llama TIMS Trekker’s Permit y es como un seguro que tienes que contratar, pero en el que si te ocurre algo luego pasas por caja. El segundo es el Annapurna Conservation Permit que sirve para mantener limpio el área y tienen planes chulos de desarrollo de las comunidades locales. Cuestan 20 USD Dollars cada uno que equivale a 4.000 Rupias Nepalíes por permiso. Se pueden sacar los dos en el Nepal Tourism Board, Tourist Service Centre, Pardi Damside y necesitarás 4 fotos tamaño carné. Creo que el precio varía si vas con guía y el TIM sale por 10 USD Dollars aunque claro, tienes que pagar al guía. Nosotros fuimos sin guía, ya que el Trekking de las casas de té no nos pareció suficientemente intimidante para contratar uno. Sacamos los permisos después de hacer una mini excursión en la que descubrimos cuál era realmente nuestro estado de forma.
  • Entrenamiento: Decidimos estar 4 días en Pokhara para poder mejorar nuestro lamentable estado de forma. Al final entrenamos un día: subida al Peace Pagoda (unos 3 kilometros en total) y el resto del tiempo de entrenamiento alternábamos la pizza del restaurante Godfather con la del Neptalia. No creo que encontrásemos pizzas en el trekking.
  • Compras comida: Después de hablar con un italiano que hizo el mismo trekking hacía una semana, entramos en crisis la noche antes al enterarnos que la comida y el alojamiento era carísimo. Para abaratar costes lo mejor que conseguimos idear fue cargar nuestras mochilas con kilos de latas de alubias con tomate, latas de atún y un cargamento de muesli con el que desabastecimos todo Pokhara.
  • Compras trekking: Barritas energéticas y dátiles. Dos botellas de agua de aluminio baratungas (porque estaban ralladas), pastillas potabilizadoras de agua, braga del cuello para Marian y listos para el trekking… ah no! Marian necesitaba unos palos que compró 20 metros antes de empezar el trekking por 20 céntimos.
  • Equipamiento: Nos llevamos 2 sacos (que no usamos, porque te dan de todo en los hostales) 4 botellas (que sólo usamos dos porque hay más puestos de agua que en el Tour de Francia), toda la ropa de abrigo que teníamos (que no era mucha), las compras mencionadas y los teléfonos móviles para hacer fotos.

¡Y listos para empezar!

trekking-inicio

Día 1: Naya Pul – Ulleri (6,5 horas)

Nos pusimos el despertador a las 5 de la mañana para andar desde nuestro hostal en Pokhara hasta la parada de autobuses, 3 kilómetros, para luego coger un autobús local que nos dejaría en Nayapul, lugar de comienzo de nuestro trekking. Al final nos levantamos a las 7:30 (a punto de posponerlo para el siguiente día), desayunamos tranquilamente y cogimos un taxi a las 8:30 para salvar los 60 kilómetros que separan Pokhara de Nayapul.

Acordamos un buen precio con el taxista después de 15 minutos de ardua negociación, en el que descubrimos que la velocidad y locura del taxista es directamente proporcional al número de pegatinas de “speed”, “adidas”, “gas”… que tenga en su taxi. Éste lo tenía plagadito. Tardamos apenas 50 minutos por carreteras malísimas y listos para empezar a andar.

Al llegar al pueblo hay que girar a la derecha por el primer sendero y acto seguido a la derecha otra vez. A partir de ahí, y después de que te sellen cada uno de los permisos en sitios diferentes, no tiene pérdida.

Los primeros 5 kilómetros son suaves por un sendero ancho y acompañando a un río caudaloso.

Los siguientes 3 continúan con una pendiente incómoda. Menos mal que nos habíamos atiborrado a pizza y dal bhat (plato típico Nepalí de arroz con lentejas) durante los últimos 10 días.

Después descansas en llano durante 400 metros en un pueblo donde mucha gente hace noche el primer día o para a descansar y comer, llamado Tikkedunga. Nosotros continuamos unos metros más y nos zampamos una lata de alubias, otra de atún y una barrita al lado de una catarata.

Con la tripa semillena empezamos, tal y como se puede ver en mapa, el kilómetro del infierno. En este último kilómetro, haces prácticamente el mismo desnivel, a base de escaleras, que habías salvado en los anteriores 9. Imagínate el sofocón que te entra por subir dos pisos de escaleras en la oficina justo antes del verano, eufemismo de la operación bikini, y multiplícalo por 150.

Nos encontramos con muchos compañeros de trekking que nos acompañarían el resto de los días; un matrimonio mayor de italianos, una pareja de eslovacos, un parisino, unos belgas residentes en Calcuta…

Muertos como estábamos, nos quedamos en el primer hostal que encontramos, o mejor dicho, que nos encontró a nosotros, puesto que la dueña salió a nuestro encuentro.

Conseguimos habitación gratis a cambio de cenar y desayunar allí.  Nos ofreció una cutrehabitación y conseguimos finalmente negociar una con baño privado y vistas del valle que quitan el hipo (últimas fotos de la galería).

A las 7 de la tarde y después de un dal bhat (sería lo único que comeríamos en todo el viaje, latas aparte) caímos rendidos.

Día 2: Ulleri – Ghorepani (4 horas)

Nos levantamos temprano para ver el amanecer y desayunar. Por suerte, se había despejado un poco y pudimos ver por primera vez el imponente pico del Annapurna Sur asomando por encima de las montañas del valle.

Como ocurrió el primer día, la meteorología se repetiría durante los 5 días del trekking: mañanas despejadas, mediodías nubosos, tardes lluviosas y noches gélidas.

Después de terminar de subir el pueblo de Ulleri (al parecer no había acabado) entras en vías estrechas acompañando al río que alterna cataratas con remansos, todo ello con el paisaje más verde que habíamos visto nunca.

Volvemos a nuestra tradicional comida de lata de alubias+lata de atún+barrita energética, esta vez añadiendo un poco de los 2 kilos de muesli que llevamos y nos acompañarían todo el viaje.

Después de 4 horas incomparablemente más fáciles que el día anterior, llegamos a Ghorepani “de abajo”, pero decidimos hospedarnos en el Ghorepani “de arriba”, ya que así ahorrábamos unos metros para el día siguiente aprovechando que estábamos descansados.

Como todas las tardes empezó el diluvio universal justo después de negociar otra estupenda habitación gratis con vistas impresionantes.

El frío era tan incómodo que nos pasamos las 5 horas restantes antes de dormir alrededor de la chimenea del salón conversando con la pareja de eslovacos, el parisino y unos cuantos nepalís más (entre guías, porteadores, dueños y curiosos del pueblo).

Día 3: Gorephani – Poon Hill – Tadapani (4,5 horas)

Éste se supone que era el día grande ya que íbamos a subir a Poon Hill, a 3.190 metros de altitud, donde se contemplan una buena sección del Himalaya. La idea es levantarse a las 5:00 en Gorephani, hacer los 500 metros de desnivel hasta llegar a Poon Hill, ver el amanecer con unas vistas que quitan el hipo a la vez que te mueres de frío y vuelta a desayunar al albergue de Gorephani. Y así lo hicimos. Podéis ver algunas de las fotos que no reflejan ni un poquito lo impresionante del paisaje.

Después de reponer fuerzas con un buen desayuno y despedirnos de los amigos que hicimos allí, volvimos a repetir nuestra rutina del trekking: andar hasta casi llegar al destino, comernos nuestras latas de alubias y atún, llegar al pueblo donde íbamos a dormir, comprobar varios alojamientos y quedarnos con el mejor que nos ofreciera habitación gratis a cambio de comer allí, para por último cenar dal bhat e irnos a dormir temprano.

Día 4: Tadapani – Ghandruk (3 horas)

En la mañana, despejada como siempre, del 4º día nos levantamos con unas vistas impresionantes como atestiguan las fotos. Hablamos con otros huéspedes, entre los que se incluyen el matrimonio mayor italiano. Empezamos a entender por qué cada vez que negociábamos el alojamiento gratis (a cambio de desayunar y cenar en el restaurante del hostal) la, casi siempre, señora mayor nos decía que no se lo dijésemos a nadie. Al parecer hay un pacto entre los guías y los hostales para cobrar todo lo que se pueda a los turistas que se vean pudientes, con lo que si vas con guía (no fue nuestro caso) tienes que pagar además de tú comida, la del guía y los dos alojamientos. 

Vuelta a repetir la rutina diaria y las fotos describen mucho mejor que mis palabras los caminos por donde fuimos.

Día 5: Ghandruk – Nayapul (4 horas)

En principio sólo iba a ser una caminata de 1 hora hasta el bus que salía a las afuera de Ghandruk, pero nos dice el conductor que hasta dentro de 2 horas no salía. Le decimos que vamos a ir bajando hasta el pueblo para coger otro autobús, pero que si nos ve por el camino que nos recoja. Conseguimos negociar el precio inicial a la mitad (200 rupias nepalís = 1,6 €).

Después de caminar casi 3 horas por, también hay que decirlo, caminos muchos menos espectaculares que otros días, llegamos al pueblo donde después de sellar las salidas del Área de Conservación del Annapurna, nos encontramos con el autobús que nos recoge encantados, esta vez, con medio millón de nepalies apilados en el pasillo.

Dos horas de viaje en coctelera después, llegamos de nuevo a Pokhara.

Hasta ahora, y ya estamos en Tailandia (sí, vamos algo retrasados con las entradas del blog) es lo que más nos ha gustado del viaje. Paisajes, gente, comida, ejercicio, ambiente… ¡Os lo recomendamos a todos!

trekking-finalizado

Dinero:

A continuación, describo los gastos; dos personas en 5 días de trekking:

  • Permisos: 8.000 NPR – 67 EUR
  • Entrada Poon Hill: 100 – 0,8 EUR
  • Compra material: 945 – 7,9 EUR
  • Comidas: 1.990 – 16,7 EUR
  • Agua: 410 – 3,4 EUR
  • Desayunos y Cenas: 6.560 – 55 EUR
  • Transportes: 2.200 – 18,45
  • EUR Total: 20.205 – 169,5 EUR
  • 85 EUR por persona por Trekking de 5 días desde Pokhara.

Como cualquier viaje, se puede hacer todo lo barato o todo lo caro que se quiera, pero salvo por el taxi del primer día por perezosos y no madrugar más, es difícil hacerlo por mucho menos dinero. Lo más doloroso son los permisos y cuestan igual para 2 o 52 días.

Puedes echar un vistazo a los post de Marian sobre Nepal en:

Related Posts
Showing 2 comments
  • Zup

    Qué pasada! me ha encantado lo de: “Al final nos levantamos a las 7:30 (a punto de posponerlo para el siguiente día)” jajajaja

    • Gino Palazzo
      Gino Palazzo

      Jajajajaj, entre que llovía, que no habíamos dormido demasiado por los nervios… Menos mal que Marian se puso seria 😉

Leave a Comment