Camboya

Home / Paises / Camboya / Camboya

Nuestro viaje por Camboya ha durado alrededor de 15 días en los que hemos visitado Angkor Wat, Battambang, Shianoukville y Phnom Penh, la capital.

Mi impresión general, que también comparte Gin, es que es el único país hasta ahora del que hubiéramos prescindido y que no recomendaríamos para un viaje corto.  Vale, Angkor Wat hay que verlo (a pesar del precio de la entrada y la caló) pero organizan excursiones de 2 ó 3 días desde las ciudades principales de los países vecinos para poder visitarlo.

Nos hemos dejado ciudades como Kratie para no desviarnos mucho de la ruta ya que teníamos solo 15 días, y sabemos por otros viajeros que se pueden hacer trekkings por la jungla de varios días que molan, si te gustan ese tipo de aventuras. Además el tiempo no acompañó y tampoco pudimos ir a las islas del sur, por lo que esto solo es nuestra opinión según la experiencia que hemos vivido condicionada por le tiempo tan ajustado y la climatología.

Pero voy a contaros también lo bueno que vivimos!

Todas las fotos están al final del post.

Siemp Reap

Ciudad donde te alojas para ir a los templos de Angkor Wat, que no es bonita, pero tiene un mercado nocturno y sus alrededores con mucho ambiente. Desde puestos de comida en la calle, locales de masajes (con sus lanzadas señoritas comerciales, a la caza sobre todo de los hombres) pubs con música en directo, y bares/discotecas que abren hasta tarde. También hay un restaurante de insectos, el “Bugs café. Insect tapas restaurant and cocktail bar”, que se agradece si un día te levantas con antojo de escorpión, araña, saltamontes  o cualquier variedad de gusano que puedas imaginarte. (Nosotros no lo probamos….)

Otra cosa muy buena que tuvimos en Siem Reap fue la piscinita del segundo hostel al que nos mudamos la tercera noche. Al final estuvimos aquí 4 días, poniendo un poco al día también el blog y otros temas.

Angkor Wat como ya os decía, sí merece la pena. Pero está lleno a cualquier hora y en cualquier parte. Por turnos había que coger sitio en primera fila para poder hacer alguna foto sin gente. Nosotros cogimos un guía porque queríamos verlo en un solo día y al haber infinitos templos repartidos en un territorio enorme y el calor que hacía…, ellos saben mejor cuáles merecen la pena y te cuentan historias (y la historia)  que siempre añade valor. Le contratamos junto con dos chilenos (padre e hija) y una argentina, todos muy simpáticos. También incluía la furgoneta con aire acondicionado y agua fresquita.

Battambang

Pueblito grande poco turístico pero con encanto, no por ser especialmente bonito, pero tiene un paseo junto al río y varios jardines que se llena de lugareños al caer el sol para pasear, hacer ejercicio, bailes al aire libre. El mercado local diurno también nos gustó mucho (ni el edificio es una maravilla arquitectónica, ni por dentro goza de la mejor decoración y olores,  pero no se si os habéis dado cuenta de que nos encantan los mercados 🙂 y ver cómo interactúa la gente). Hacía mucho calor y durante el día era inviable estar por la calle, así que encontramos un oasis llamado HOC. Una cafetería con ventilador, y buffet desayuno, de los buenos…

Se organizan actividades por los alrededores de Battambang pero decidimos no hacerlas (cuevas, un tren de bambú…9 en ese momento nos sonaba todo eso a pichoneo.

Shianoukville

Íbamos ilusionados a la costa pero nos llevamos  una pequeña decepción. Las playas no están bien cuidadas y hay mucha basura por todas partes. Aun así estuvimos agusto en el hotel: nos tocó una habitación del tamaño de un polideportivo, con un bar agradable , comida rica y juegos de mesa y billar.  Estuvimos en total 3 días, aprovechando para hacernos el visado de Vietnam, y encontramos nuestro sitio de desayuno en un barecito regentado por una familia joven que nos trataba genial. Además aquí es donde vimos en el muelle una de las puestas de sol más bonitas de nuestra vida y nos dimos un capricho mediterráneo de pan con alioli, aceitunas y pizza con ACEITE DE OLIVA VIRGENNNNNN.

Nos mudamos durante otros días días a otra zona de Shianoukville (Ottres Beach) con una playa mejor. El tiempo no acompañó demasiado, lloviendo algunos de los días, por lo que tampoco nos animamos a ir a la isla de Ko Rong o Ko Takiev de las que tan bien habla todo el mundo.

Phnom Penh

En la capital estuvimos 3 días, y a nuestro parecer es más que suficiente. Paseamos y visitamos el museo del genocidio de los Gemeres Rojos (interesante pero de nuevo, duro, muy duro). Es una ciudad bulliciosa y calurosa con zonas mejores y peores e íbamos con cuidado (o más alerta de lo normal) porque mucha gente nos avisó de los robos y tirones de bolso o mochilas a cualquier hora del día e incluso desde las motos, mientras pasaban a tu lado. Por suerte no tuvimos ningún problema…Nuestro hostel, muy básico pero aceptable, pero los empleados solían estar en la recepción (y esto ya lo sabíamos porque lo habíamos leído…), cada vez que te veían te paraban durante más de 5 minutos para venderte el tuktuk, o preguntarte si habías desayunado/comido/cenado. Se hace pesado muchas veces, pero como siempre contestamos con sonrisa y a nuestro rollo 🙂

Eso sí, en Camboya hemos descansado y cogido fuerzas para el siguiente país, que no recorreremos solos 🙂

 

 

 

Related Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment